Hecatombe y Holocausto

[Total:0    Promedio:0/5]

Una hecatombe designa originalmente, el sacrificio ritual de cien víctimas, especialmente de cien bueyes, en ofrenda a los dioses.

Muy pronto, la palabra se extiende a todo gran sacrificio, independientemente del número de víctimas y del animal.

Podemos encontrar en la Ilíada una hecatombe de doce bueyes; otra de cincuenta carneros, y en la Odisea, una de ochenta y un bueyes.

La palabra proviene del griego antiguo. Un  vocablo compuesto por hekatón, ‘cien’, y boũs, ‘buey’.

Su puesta en escena debió de ser indecible además de muy sangrienta.

Tras la matanza, se procedía al “holocausto” donde el cuerpo de las victimas era completamente consumido por el fuego, o al “moirocausto” en el que una parte era quemada y otra parte consumida como alimento por los asistentes.

 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: